¿Para qué escribir un blog?

2

Seguro que más de una vez te has planteado este interrogante. La blogosfera actual ya es inmensa, todos los temas están trillados, no soy el mayor experto del mundo en nada, es muy difícil llegar a ser influyente en este mundo… Así que, ¿qué puede aportar una bitácora más?

Pues bien, aunque parezca una frase ridícula sacada de un libro de autoayuda barato, lo cierto es que puedes aportar mucho más de lo que piensas.

 

En primer lugar, es verdad que muy pocos blogueros llegan a lo más alto. Pero que no seas la máxima autoridad en una materia ni tengas miles de seguidores, no significa que no puedas escribir un blog interesante y exitoso. Seguro que hay algún tema del que sabes mucho y, lo que es más importante, te apasiona. Esa es la clave: si vas a escribir sobre un tema que te gusta, probablemente no dudarás en dedicar todo el tiempo que haga falta a buscar información y currarte el post más completo y atractivo posible.

macbook-air-all-faded-and-stuff

Así nos lo explicaba Bruno, uno de los profesores de Aula CM en la primera clase del 33 Curso de Community Manager que ha arrancado este mes. “El marketing tradicional ha dado paso al marketing de contenidos. Y la clave del marketing de contenidos es aportar valor”.

Ahí lo tienes: aportar valor. ¿Y eso cómo se logra? Quédate con este dato: el 90% de las búsquedas en Internet son para encontrar respuestas a dudas, información sobre aficiones, lugares…  Aunque no creas que tus conocimientos puedan ser tan valiosos, lo cierto es que nadie más que tú puede aportar tu punto de vista. Y quizá ese dato que conoces y te parece tan friki y que a nadie más le interesa, le puede hacer la vida más fácil a otra persona. ¿No es algo genial?

Por supuesto, no estoy defendiendo que escribir un blog sea algo sencillo… ¡Al contrario! Esfuerzo y constancia son las piedras angulares de una buena bitácora.

Así queda plasmado en este decálogo de Pau Llambí, que recoge las cualidades que tienen en común los blogueros que triunfan: la perseverancia está en el primer puesto.

Y cerrando la lista se encuentra otra pieza clave de un buen blog: la creatividad. De nada sirve contar con la mejor información si su lectura resulta pesada o farragosa, y ser creativos a la hora de escribir sin duda nos ayudará a evitar estos errores. También resulta importante añadir contenidos multimedia, como nos han explicado en estos primeros días del curso. Fotos, videos, contenidos de las redes sociales… ayudan a que leer un blog sea una experiencia agradable.

Al final, las claves para escribir un buen post no dejan de ser las que harían falta para escribir cualquier otro género: buscar información, ordenarla y presentarla de una forma clara y atractiva.

Estas pautas son las que conforman un concepto que no conocía y me ha parecido muy interesante descubrir: la curación de contenidos. En este blog tienes información sobre este tema que, simplificándolo al extremo, consistiría en rastrear la inmensa cantidad de información que circula por Internet, seleccionar la más valiosa y ordenarla hasta llegar a información que realmente aporta valor. Me ha resultado de interés porque esta premisa es la base del periodismo, así que me ha gustado mucho este artículo de Lluis Codina en el que reflexiona sobre la relación entre curación de contenidos y periodismo.

Un último consejo para cerrar este primer post: si te decides a aportar tu granito de arena al mundo de los blogs, quédate con dos palabras: aprender y compartir. ¡Espero seguir practicando ambas en este blog muy pronto!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s