Recursos online y redes sociales para escritores que empiezan

Si te gusta escribir y quieres mejorar tus habilidades, Internet ofrece una enorme cantidad de recursos que te pueden resultar útiles: herramientas para mejorar tu ortografía o gramática, lugares donde compartir tus trabajos, concursos para medir tu talento… Vamos a repasar algunos de ellos, en función del objetivo que tengas.

 

  • ¿Cómo se escribía esta palabra…?

Untitled design pequeño

Parece obvio, pero si quieres llegar a ser un buen escritor, ayuda mucho no cometer faltas ortográficas. Esto se aplica también aunque no tengas la intención de convertirte en la próxima revelación de las letras: en cualquier ámbito de tu vida en el que tengas que escribir, ofrecerás una imagen más positiva si no le das “patadas al diccionario” (piensa por ejemplo en qué sucedería si escribes con faltas tu currículum o una presentación en tu empresa). Y el argumento de que la ortografía en realidad no tiene tanta importancia se desmonta cuando se ven ejemplos de que algo pequeño puede ser muy poderoso; no, no estoy hablando de un detergente, ni de Daenerys Targaryen, sino de una simple coma:

A pesar de que se suele pensar que, cuanto más lees, más sencillo te resulta escribir sin errores, hay teorías que apuntan a que existen diferentes mecanismos cerebrales en las personas con buena ortografía respecto a quienes tienen mayor dificultad. Así que,  desde mi punto de vista, lo primordial es consultar. En lugar de dejarse guiar por el instinto o la memoria, siempre es mejor asegurarse. Gracias a la red ya no es necesario consultar diccionarios pesados y con cientos de páginas, sino que se puede hacer una búsqueda en segundos. Mejor no ser perezosos y ¡comprobar antes de escribir!

Signos puntuaciónEn este decálogo de consejos para mejorar tu ortografía, nos recuerdan que la página de referencia es la de la Real Academia Española que, además de para buscar palabras concretas, también es muy útil para consultar el Diccionario panhispánico de dudas, y para comprobar las conjugaciones de los verbos, gracias al botón azul con la leyenda “Conjugar” que aparece al lado de cada uno.

Sin embargo, el diccionario de la RAE no es infalible, ya que tarda bastante tiempo en incorporar palabras nuevas que utilizamos a diario. Para estos casos, es muy aconsejable la página de la Fundéu (Fundación para el Español Urgente), patrocinada por la Agencia Efe y el BBVA y asesorada por la RAE. Su equipo, integrado por periodistas, lingüistas, lexicógrafos, ortotipógrafos, correctores y traductores, realiza recomendaciones y responde consultas.

Otro de sus proyectos es la Wikilengua del español, que recopila y comparte información sobre normas y usos de nuestro idioma, separada en categorías como ortografía, gramática, nombres propios, etc.

Para finalizar este apartado, no olvidemos que Internet también nos brinda una herramienta que nos ayuda a huir de las palabras comodín, a ampliar nuestro vocabulario y a evitar las repeticiones de términos: los diccionarios de sinónimos, como el que ofrece Wordreference. Otro que me parece muy bueno es Ideas afines.

  • Personajes que enamoran, tramas adictivas, ambientación impecable…

Untitled design (1)Dejemos las cuestiones más formales para meternos de lleno en el contenido. A la hora de escribir, al autor se le plantean múltiples interrogantes. Quizá tienes una idea excelente, pero a la hora de la verdad no sabes cómo plasmarla. Navegando por la web puedes encontrar todo tipo de consejos para mejorar tu forma de narrar. No nos engañemos: no hay recetas milagrosas, y la clave, como en casi todo, radica más en el trabajo y la práctica que en esperar a que llegue la inspiración y nos envuelva en un arrebato de furia creadora del cual saldrá la nueva sensación de la narrativa. Con todo, existen muchas páginas y blogs que nos pueden servir tanto para buscar ideas sobre las que escribir, como para aprender pautas sobre cómo estructurar nuestra narración, qué tipo de narrador utilizar, cómo crear personajes más creíbles y redondos, o de qué manera escribir diálogos más naturales, por ejemplo.

Si te gustan los videotutoriales, por ejemplo Javier Ruescas tiene un canal en YouTube en el que comparte consejos de escritura sobre diversos temas, en este caso sobre los diálogos:

BombillaEn caso de que lo que busques sea salir de un bloqueo creativo, puedes encontrar propuestas geniales que te llamen la atención y te ayuden a recuperar ese cosquilleo en los dedos que sientes cuando necesitas escribir. En Reddit y en Writer´s Digest, por ejemplo, tienes recopilaciones de ideas muy inspiradoras.

Si tu historia es sencilla, con una trama bastante lineal y pocos personajes, no tendrás muchos problemas a la hora de recordar cómo encajan todos los elementos. Pero en caso de que quieras contar una historia compleja, con fragmentación temporal, muchos personajes, etc., te puede ser muy útil hacer fichas de personajes y/o mapas del argumento. En este enlace te puedes descargar una ficha muy completa (puedes completarla entera o solo los apartados que te interesen) que te ayudará a conocer a la perfección a tus personajes. Y aquí tienes plantillas muy básicas para hacer un storyboard de tu historia y de cada uno de los capítulos. Si te lo quieres currar aún más, puedes hacer un mapa de cómo se relacionan las diferentes subtramas. Un ejemplo interesante es este libro, La cápsula del tiempo, que sigue una estructura de “Elige tu propia aventura” (¿os acordáis?) y viene con un mapa de todas las opciones. ¡Muy curioso!

Por supuesto, otro aspecto en el que Internet ofrece una ayuda inestimable es a la hora de documentar un tema. Eso sí, asegúrate de hacer una búsqueda exhaustiva y de que las fuentes que consultas sean fiables. Y ten en cuenta que en muchas ocasiones no podrás limitarte a hacer búsquedas online, sino que tendrás que acudir a obras de referencia en bibliotecas o incluso consultar a expertos. Javier Pellicer recoge en su blog unos consejos muy valiosos respecto a la documentación para la novela histórica, pero recuerda que también resulta imprescindible para el resto de géneros. Siempre que vayas a escribir de algo que no conozcas, infórmate.

  • ¡Eureka! ¡La súper-idea! Espera… ¿cuál era?

ElefanteVale, ya sabes qué vas a escribir, cómo lo vas a hacer, ya tienes todas las piezas del puzle y ahora solo te queda… escribir. Parece sencillo, ¿verdad? Pues lo más probable es que no lo sea en absoluto. Te sientas delante del ordenador y tu musa se va a dormir. En cambio, las grandes ideas te asaltan mientras vas camino del trabajo, estás comprando un kilo de tomates, o incluso mientras duermes. ¿Cómo puedes evitar que se te olviden?

Lo más tradicional es llevar siempre contigo una libreta, pero en la época en la que nos encontramos, hay otra herramienta que puede ofrecer más funcionalidades: en efecto, el móvil. Existen muchas aplicaciones que te ayudan a organizarte, recopilar y ordenar información, ponerte metas… Seguro que conoces Evernote, pero hay muchísimas más, tanto gratuitas como de pago, unas más generalistas y otras diseñadas específicamente para escritores. Este post analiza 5 de las apps para escritores más interesantes, y en la página de Literautas ofrecen 4 aplicaciones específicas para planificar historias y con retos de escritura.

Como curiosidad, en este enlace puedes ver cómo organizaban su tiempo varios grandes creadores, ¡y sin la ayuda de ninguna aplicación!

  • ¿Gustará lo que escribo? ¡Compártelo para descubrirlo!

Gente moradoTodas las herramientas que hemos visto hasta ahora se centraban en ayudarte a mejorar tu técnica de escritura, pero supongamos que ya has llegado a un punto en el que consideras que no lo haces del todo mal. En ese caso, lo que necesitas es confirmar si realmente tus historias son interesantes, tienen gancho, pueden gustar a los lectores. ¿Qué mejor forma de descubrir esto que compartiendo tus trabajos con más gente?

La mejor forma de hacerlo es participar en un taller literario. Se trata de un grupo de escritores aficionados que se reúnen para leer y comentar sus escritos. Lo ideal es contar con un profesor que se encargue de guiar la clase, plantear las propuestas sobre las que escribir y valorar los relatos de una forma mucho más profesional. Es una experiencia muy provechosa, porque como autor es fácil caer en la autocomplacencia y una visión externa te hace darte cuenta de dónde fallan tus trabajos. Si tus compañeros coinciden en que hay una parte de tu texto que resulta confusa, pesada o redundante, será mejor que la trabajes más. Existen talleres literarios presenciales, tanto en centros privados como en bibliotecas públicas, pero si no consigues plaza, los horarios no te cuadran, o sencillamente te da vergüenza, hay muchos en versión online.

Participar en redes sociales para escritores es otra buena forma de obtener feedback para tus relatos. Incluso podrías tener la suerte de atraer a un cazatalentos de alguna editorial. Hace unos años, la cantera de futuros escritores se formaba en revistas y fanzines. Ahora, también lo pueden hacer en las diversas comunidades online, y las editoriales ya se han dado cuenta de que rastrear en ellas les puede resultar muy lucrativo. Ahí tenemos los ejemplos de dos fenómenos literarios que tienen su origen en comunidades online (y en concreto en el mundo del fanfiction, relatos escritos por fans sobre una obra ya existente): 50 sombras… y After. De acuerdo, estas historias quizá han llamado la atención de las editoriales más por su popularidad que por su calidad, pero al menos han puesto sobre la mesa una vía de contacto entre autores y editoriales que puede llegar a ser muy fructífera. Siguiendo esta filosofía, algunas editoriales incluso han creado su propia red social. Es el caso de Megustaescribir, de Penguin Random House. En la página indican de forma clara que estarán pendientes de las historias que se compartan en ella y se plantearán publicar las mejores.

Además de esta comunidad, hay muchas otras que te pueden interesar. Isabel Cortés recopila en su blog las 13 mejores redes sociales para escritores.

Mano grisUna vez que te has decidido a compartir alguna de tus obras en estas redes, ten en cuenta que pueden tener lugar varios escenarios y conviene estar mentalizado para cada uno de ellos: puede que no recibas ningún comentario, que recibas críticas negativas o por el contrario quizá te llegue un aluvión de opiniones positivas (¡ojalá que sí!). En los dos primeros casos, ante todo deberías comprobar si estás cumpliendo lo que enunciaba en el primer apartado: ¿Tu historia está bien escrita o está plagada de faltas? Si tienes dudas, lo mejor es que pidas ayuda. Precisamente lo mejor de estos sitios es que puedes buscar a alguien que te dé su opinión sobre tu texto y sugerencias de mejora. En cierta forma, además de escritores aficionados, estas redes también reúnen a editores aficionados. También es importante que seas participativo con el resto de miembros de la comunidad: como en todas las redes sociales, si nunca opinas sobre las historias de los demás, es difícil que se molesten en valorar las tuyas. Si haces críticas constructivas y argumentas qué es lo que te gusta y lo que no de los textos que lees, es muy probable que los otros autores se animen a hacer lo mismo contigo. Por último, en el caso de que todos los comentarios que recibas sean alabanzas y felicitaciones, es recomendable seguir manteniendo los pies en la tierra. ¡Ante todo, sentido común, ni te hundas por una crítica mala, ni te endioses si te dices que eres el mejor escritor del mundo!

TrofeoEn cualquier caso, si después de un periodo de práctica y de ser juzgado por el público has salido más o menos victorioso y has comprobado que hay gente a quien le gusta lo que escribes, un paso más podría ser participar en algún concurso literario, una de las formas tradicionales para que los nuevos escritores se den a conocer. Lo que ha hecho Internet ha sido multiplicar y diversificar los certámenes, así que será difícil que no encuentres uno que se adapte a tus talentos y preferencias. Una vez que lo hayas escogido, el consejo primordial es que leas muy bien las bases del concurso y eches un vistazo a las últimas obras que lo han ganado para saber si la tuya puede encajar. Te recomiendo que leas este y otros consejos muy valiosos en este artículo de la Editorial SM.

Por último, si eres de los que no se molestan en plantearse retos pequeños y los concursos se te quedan pequeños, NaNoWriMo es para ti. ¿Qué significa este palabro? Son las siglas de National Novel Writing Month, una iniciativa que anima ni más ni menos que a escribir una novela en el plazo de un mes. Lo interesante es que existen foros en cada país en los que se comparten consejos y se hacen quedadas para escribir, por lo que resulta una forma muy interesante de combinar el on y el offline. Si te animas, el mes en el que tiene lugar este evento es noviembre, y esta es la página de España.

Esta recopilación no pretendía ser exhaustiva, ni mucho menos, así que si queréis comentar de qué otras formas utilizáis Internet a la hora de escribir, no dudéis en compartirlas. ¡Hasta pronto!

Anuncios

15 comentarios en “Recursos online y redes sociales para escritores que empiezan

    • paradicecream dijo:

      ¡Hola Jesús! Como te comenté, no es un tema que controle, suelo recurrir al traductor de Google para tener un primer “esqueleto” de la traducción y poder trabajar a partir de él. Consulto las palabras y expresiones que no conozco en Wordreference, que me parece bastante bueno y que tiene unos foros bastante útiles. No he utilizado el Babylon, pero imagino que será similar al traductor de Google, así que uno que dé directamente una traducción “perfecta” supongo que será complicado… He estado buscando a ver si te podía ayudar más y he encontrado uno que se llama Spanishdict y me parece que tiene buena pinta porque te ofrece tres traducciones distintas para cada texto, lo que facilita que puedas llegar a “la mejor” traducción.
      También veo que hay aplicaciones muy chulas como Word Lens, que traduce los textos a través de la cámara de tu móvil.
      En cuanto a más diccionarios además del Wordreference: Linguee está bien porque ofrece ejemplos de traducciones ya realizadas y puedes comparar el original y la traducción y ver cuáles de los ejemplos te cuadra mejor; Proz tiene glosarios especializados en varios temas; y World Magic, que además ofrece la posibilidad de contratar un software de traducción (pero es de pago, aviso).
      Y bueno, para terminar mencionar que además de traductores automáticos y diccionarios online, otro tipo de herramientas son las que usan los traductores profesionales, entre las cuales destaca Trados, que es de pago, pero por lo que he estado viendo hay una alternativa gratuita que se llama OmegaT.
      Oye, este tema da para otro post jeje ¡A ver si alguna de estas opciones te puede ayudar en algo!
      Si alguien conoce alguna herramienta más, ¡que no dude en comentar, por favor! Gracias.
      http://www.spanishdict.com/
      http://www.wordreference.com/
      http://www.linguee.es/espanol-ingles/page/about.php?source=ES
      http://www.proz.com/glossary-translations/
      http://www.wordmagicsoft.com/dictionary/es-en/hola.php
      http://www.omegat.org/es/omegat.html

      Me gusta

    • EmeJotaDiez dijo:

      ¡Me alegra que te haya gustado la entrada, muchas gracias por comentar!
      He visitado tu blog y tengo que darte la enhorabuena, tratas muchos temas interesantes. Los iré leyendo con calma 🙂
      ¡Un saludo y hasta pronto!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s